28 Noviembre

En Venezuela no se garantiza el derecho humano más importante: La vida

El secreto de la paz verdadera, reside en el respeto de los derechos humanos”, con este mensaje, Juan Pablo II, el primero de enero de 1999 en el marco de la celebración de la Jornada Mundial de la Paz, trató de convencer al mundo de que, “cuando se ignoran o desprecian los valores humanos, (…) se siembran inevitablemente los gérmenes de la inestabilidad, la rebelión y la violencia”. 

Mucho se ha debatido en el mundo en torno a los derechos humanos. A partir del siglo XVII empezó a contemplarse declaraciones explícitas con base en la idea contemporánea del "derecho natural". En 1927 el Convenio de Ginebra prohibió la esclavitud en todas sus formas y en 1948 tras la Segunda Guerra Mundial, la Asamblea General de las Naciones Unidas aprobó el documento titulado "Declaración Universal de Derechos Humanos" (DUDH), conjunto de normas y principios, garantía de la persona frente a los poderes públicos. 

Ese documento presentado por la ONU el 10 de diciembre de 1948 en París, definió los derechos humanos como el conjunto de derechos y libertades inherentes a la persona y su dignidad, que el Estado, su gobierno y sus  instituciones, deben respetar y garantizar a todas las personas por igual. La Constitución Bolivariana de Venezuela, reconoce expresamente el principio de progresividad de los derechos fundamentales, en el cual el Estado, garantiza a toda persona natural o jurídica, sin discriminación alguna, el respeto, el goce, el ejercicio irrenunciable, indivisible e independiente de los mismos.  

Sin embargo, para muchos expertos en el tema, el Estado venezolano contradice la Carta Magna, considerándola, incluso, como letra muerta. La diputada al Parlamento Latinoamericano y coordinadora nacional de la Comisión de Derechos Humanos de la Mesa de la Unidad Democrática (MUD), Delsa Solórzano, destacó la incapacidad del Estado venezolano de garantizar la vida a los ciudadanos. “El artículo 19 de nuestra Constitución reza que el Estado garantizará a toda persona, conforme al principio de progresividad y sin discriminación alguna, el goce y ejercicio irrenunciable, indivisible e interdependiente de los derechos humanos. Su respeto y garantía son obligatorios para los órganos del Poder Público de conformidad con esta Constitución, con los tratados sobre derechos humanos suscritos y ratificados por la República y con las leyes que los desarrollen”. 

Pero la realidad es otra. Según el Observatorio Venezolano de Violencia durante el 2012, se registraron más de 21 mil muertes violentas, que arrojan una tasa de criminalidad de 72 homicidios por cada 100 mil habitantes, se espera que en el 2013 esta cifra incremente en 10 %.  Es decir, en Venezuela no se garantiza el derecho más importante, la vida, acotó la abogada. “En 15 años, se han cometido 236 mil 344 homicidios. Venezuela vive una guerra silenciosa que está acabando con los ciudadanos, bajo la mirada cómplice de un gobierno que prácticamente está de brazos cruzados y que lo que hace es fomentar la violencia a través de un discurso de confrontación”. 

Derechos individuales

 La DUDH se compone de un preámbulo y 30 artículos, que recogen derechos de carácter civil, político, social, económico y cultural. La Constitución de Venezuela en su artículo 44, dice que la libertad personal es inviolable, en consecuencia: Ninguna persona puede ser arrestada o detenida sino en virtud de una orden judicial, a menos que sea sorprendida in fraganti. Mientras el artículo 67, dice que todos los ciudadanos y ciudadanas tienen el derecho de asociarse con fines políticos, mediante métodos democráticos de organización, funcionamiento y dirección.

 Artículos que protegen las libertades individuales de su conculcación injustificada (represión) por parte del poder (sea el de los gobiernos o el de cualquier otro agente político público o privado), y garantizan la capacidad del ciudadano para participar en la vida civil y política del Estado en condiciones de igualdad, sin discriminación. No obstante, Solórzano explicó que los recientes hechos de abuso de poder por parte del Gobierno nacional, como la detención del coordinador de giras de Henrique Capriles, Alejandro Silva, sin ninguna orden emitida por un juez, así como la del grupo de estudiantes que fueron detenidas cuando protestaban en su legitimo derecho constitucional contra la aprobación de la Ley Habilitante y los casos de Iván Simonovis y la Jueza María Lourdes Afiuni, son ejemplo de que en el país no se respetan los derechos fundamentales de los ciudadanos.

 La protección de los derechos implica salvaguardar y garantizar las condiciones mínimas necesarias que requiere todo ser humano, cuando esto no sucede se denomina “violación a los derechos humanos”.  Hecho que se agrava cuando el ex presidente Hugo Chávez anunció que Venezuela saldría de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) después de que ese organismo denunció la intolerancia política, hostilidad frente a la oposición y la violencia contra sindicalistas, mujeres y campesinos en ese país. 

"Esto nos coloca en evidente estado de indefensión, porque estos organismos internacionales son precisamente para defender a los pueblos, a nosotros los ciudadanos de los desmanes de los gobiernos. En este momento no contamos con esa necesarísima protección, pero sí somos parte del Comité de Derechos Humanos de la  ONU, que si bien no es una instancia jurisdiccional, sí tenemos que acatar las decisiones, entre otras razones, porque no podemos estar en un comité del cual formamos parte y no acatar sus recomendaciones, así que por allí estamos medianamente protegidos," explicó Solórzano

Revisión de la situación

En marzo del 2011 por primera vez, Venezuela pasó por la revisión que realiza la Organización de Naciones Unidas (ONU) a los 193 países que la conforman, el Examen Periódico Universal finalizó en mayo de ese mismo año y se realizaron alrededor de 199 recomendaciones para mejorar la situación de los derechos fundamentales en el país. El Estado venezolano solo acepto 91 y rechazó 15.

La agrupación Human Rights Watch expresó su preocupación especialmente porque las autoridades no hayan aceptado ninguna sugerencia para mejorar el funcionamiento del Sistema Judicial, el cual consideran parcializado y politizado. 

“El ejemplo más evidente de la falta de independencia judicial en Venezuela es el juzgamiento y la detención arbitraria desde diciembre de 2009 de la jueza María Lourdes Afiuni, encarcelada el mismo día en que dispuso en forma legítima la liberación de un empresario del sector bancario y opositor de Chávez, acusado de corrupción. El presidente se refirió a Afiuni como una ‘bandida’ y afirmó que debía recibir la pena máxima,” expresó la agrupación en un comunicado ante la ONU. 

Datos de interés 

·  La ONG Cofavic reporta alrededor de 609 casos de violaciones del derecho a la vida e integridad personal entre los meses de enero y septiembre de 2013. 

· Ocho cárceles venezolanas: Tocorón, La Pica, Sabaneta, Yare 1 y 2, Rodeo 1 y 2 y Cepra de Mérida, tienen medida de protección de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, pero la justicia venezolana no ha acatado esta recomendación. 

· Diciembre del 2009 la Jueza María Lourdes Afiuni, es detenida por liberar a un banquero opositor del gobierno venezolano, en Junio de 2011 el juez Alí Fabricio Paredes, niega la solicitud de la defensa para que la jueza utilizara las áreas comunes del INOF para ejercitarse y tomar el sol, basados en las reglas mínimas de la ONU para el tratamiento de los reclusos. 

·  Septiembre del 2003, un grupo de efectivos militares comienzan la desocupación forzada de los ex trabajadores petroleros que residían en la urbanización Los Semerucos, en Cardón, estado Falcón. 

·  Septiembre del 2004, 2 años después del 11-A, Iván Simonovis  es ilegalmente detenido en el Aeropuerto Internacional de La Chinita en Maracaibo, por efectivos de la Disip sin una orden de aprehensión en su contra. Desde entonces, su juicio ha sido conocido como "el juicio más largo de la historia venezolana", aunque en repetidas ocasiones ha sido solicitada una medida humanitaria, nunca ha sido concedida. 

·  11 de abril 2011 diversos sectores de oposición convocaron una marcha en protesta al gobierno. Los manifestantes decidieron al calor de la protesta dirigirse al Palacio de Miraflores. A pocos metros de que ambas concentraciones se cruzarán varias personas cayeron heridas por armas de fuego. 

·  1999 durante la vaguada ocurrida en el estado Vargas, funcionarios del estado que fueron a resguardar el lugar, desaparecieron forzosamente a varios ciudadanos. La Corte sentenció en protección a esas víctimas, pero Venezuela no cumplió.

· 1998, miembros de la policía del Estado Aragua ajusticiaron a 10 familiares integrantes de la familia Barrios en la población de Guanayén el estado Aragua. El 24 de noviembre de 2011 la Corte Interamericana de Derecho Humanos declaró, por unanimidad, que el estado de Venezuela resultó internacionalmente responsable por la violación, entre otros, de los derechos a la vida y a la integridad. 

Prensa CaprilesNoticias.TV/Patricia Díaz 

Published in Actualidad